CAPITULO XV: Amanece en la ruta (y también anochece)

Y un día volvimos de Fiji… ya estamos devuelta en Nueva Zelanda, recorriendo y empezando nuevamente a trabajar para seguir ahorrando y, por ende, seguir viajando. Después de pasar 21 días inolvidables en esta paradisiaca isla, regresamos con aires renovados para continuar nuestra aventura por las tierras maoríes.

Nueva Zelanda

El avión aterrizo en el aeropuerto de Auckland a las 23:45hs. Sobre el final del vuelo, hubo un poco de turbulencias que nos hizo asustar y el aterrizaje fue medio brusco para mi gusto, pero nada grave.

Como era tarde para ir hasta la ciudad y conseguir un hostel, lo que hicimos fue pasar la noche en el aeropuerto. Cenamos una hamburguesa de Mc Donald y nos acostamos en unos incomodos sillones para dormir un poco. Algunos pudimos conciliar el sueño, otros permanecieron despierto toda la noche o durmieron de a ratos. A las 5 am nos preparamos para seguir viaje. Fuimos en busca de nuestra Van, que habíamos dejada asentada en uno de los estacionamientos del aeropuerto. Por suerte arrancó sin problemas. El tiempo no nos acompañaba mucho. Ahora hacia frio y caía una fina llovizna que te calaba los huesos. Bueno… habrá que acostumbrarse al invierno neozelandés.

CAMINO HACIA LA ISLA SUR

El viaje seguiría así. Mica tenía que presentarse el sábado en un campo en Ashburton, en la Isla Sur, porque iba a trabajar por dos meses en el tambo, junto a nuestros amigos Andy y Flavio que habíamos conocido en Katikati meses atrás. Como era miércoles teníamos tiempo de recorrer algunas ciudades antes de llegar a destino. Llevamos a Tebo hasta el centro de Auckland, porque se quedaría allí. El resto volvimos hacia Katikati en busca de nuestras pertenencias que habían quedado en la camioneta de los chicos. El viaje estuvo tranquilo. Mica condujo de forma muy segura y en dos horas ya estábamos en Katikati. El sol había empezado a asomarse entre los nubarrones, así que parecía que se presentaba un buen día. Pasamos primero por el hostel para saludar a nuestros amigos cordobeses que estuvieron en Fiji con nosotros y después fuimos en busca de nuestras cosas.

Nueva Zelanda

Nos acomodamos. Armamos bien los bolsos y las valijas. Ordenamos la Van, ya que íbamos a estar bastante tiempo en la ruta, y alrededor del mediodía nos despedimos con un hasta pronto de Franco y Chris, que se iban con Tebo para Auckland y nosotros cuatro partimos hacia Tauranga. Pasamos el día en esta hermosa ciudad que tan bien conociamos. Hicimos algunas compras y algunos tramites y a eso de las 17hs salimos hacia la ciudad de Taupo, donde pasaríamos la noche en el hostel Urban Retreat ($25 NZD). Llegamos de noche, con una lluvia intensa, nos acomodamos en este hermoso hostel, nos bañamos, comimos y nos recostamos para arrancar el nuevo día con todo y renovados.

DÍA EN TAUPO

El jueves nos levantamos tempranos, desayunamos, hicimos el Check Out en el hostel y nos fuimos a hacer una caminata de dos horas hasta las Huka Falls. En el medio del camino, entre la montaña, nos agarró desprevenido la lluvia, que pareciera que nos estaba siguiendo desde Auckland y no quería abandonarnos. Hicimos algunas fotos y disfrutamos de estos hermosos paisajes, 100% recomendado, que nos brindaba Taupo. Pasamos la tarde en esta ciudad. Fuimos hasta el centro, recorrimos un poco (muy linda ciudad, por cierto), fuimos a una plaza donde hay un ajedrez gigante y unos juegos para chicos fascinantes, que obviamente probamos como si tuviéramos 10 años, y comimos a orillas del lago Taupo, el lago más grande de Nueva Zelanda.

La aventura continuó con un paso fugaz por Napier, una hermosa, coqueta y pequeña ciudad en la costa este de la isla norte, donde pasamos un par de horas. Intentamos suerte en unas maquinas traga monedas, paseamos por la peatonal, donde, obviamente no había nadie y los negocios estaban todos cerrados, ya que eran las 18hs y como toda ciudad de Nueva Zelanda, es el horario en que desaparece toda la gente del país, y todavía no se muy bien donde va… jeje. Luego partimos con el rumbo fijo hacia Wellington. Un viaje de 4 horas, donde nuestra amiga, la lluvia, nos siguió todo el camino sin separarse de nosotros.

Nueva Zelanda

A Wellington, la capital de Nueva Zelanda, llegamos a las 00:30hs y lo que hicimos fue buscar un lugar donde poder estacionar la camioneta para dormir en ella. Conseguimos un lugar gratuito en Oriental Bay, a orillas del mar. Se puede decir que dormimos muy bien los cuatro en la Van, ya que, recién nos despertamos, después de dormir de un tirón toda la noche, a las 9 de la mañana y casi sin ningún dolor en nuestro cuerpo. Nos aseamos un poco y fuimos hasta el Hostel Trek, que teníamos reserva para ese día.

Una vez ubicados en el Hostel (otro muy lindo lugar que recomiendo), fuimos a pasear por la ciudad para conocerla un poco, ya que al otro día, bien temprano, teníamos que cruzar de islas en un ferry. La ciudad nos pareció muy linda. Es muy parecida a Buenos Aires en el estilo, pero bastante más chica. Una ciudad que los cuatro dijimos que queríamos vivir un tiempo en ella.  Nos quedamos con ganas de más de esta bella ciudad, pero teníamos que prepararnos para viajar a la isla sur al otro día.

CRUZANDO EL ESTRECHO DE COOK

Nueva ZelandaLa fresca mañana del sábado, a las 7am, estábamos estacionados en la entrada del Ferry esperando subir para cruzar de isla en el mismo. El viaje fue muy tranquilo. Duró aproximadamente 3 horas y contemplamos uno de los estrechos más maravillosos del mundo (y según Wikipedia, uno de los más peligrosos). Una vez en Picton, que es la ciudad donde nos depositó el ferry, tomamos nuestra Van y salimos por las rutas del sur con destino hacia Ashburton. La primera ciudad que encontramos fue Blenheim. Allí paramos a almorzar, ¿donde?, se preguntaran. Obviamente que en un Mc Donalds.. jeje. Lamentablemente no pudimos visitar a nuestras amigas malayas que estaban viviendo allí, porque el viaje hasta Ashburton era largo y no queríamos llegar muy de noche. Seguramente, nos encontraremos pronto con ellas.

EL viaje de Blenheim hasta Christchurch lo hicimos de un tirón, solo paramos en un acantilado para sacar algunas fotos, estirar las piernas y cambiar de conductor. Fue bastante largo el recorrido. A eso de las 18hs llegamos a Christchurch, la tercera ciudad en importancia en Nueva Zelanda, detrás de Auckland y Wellington. Como ya era de noche y todavía teníamos una hora hasta Ashburton, no la pudimos recorrer. Solo paramos en un supermercado para que Mica haga algunas compras para tener en el campo.

Y al fin llegamos. Después de 4 hermosos días viajando por las rutas de Nueva Zelanda, arribamos a Ashburton. Pasamos a buscar a Andy y a Flavio por un bar, donde había competencia de esquila de ovejas y estaba el campeón del mundo entre los competidores, y fuimos para el campo. Como ellos al otro día se iban una semana de vacaciones a Queenstown, decidimos quedarnos a acompañar a Mica en el campo toda la semana.

El lunes fuimos a buscar trabajo y para el miércoles ya teníamos uno… pero esa, esa es otra historia.

Nos leemos…

FOTOS DEL VIAJE HACIA LA ISLA SUR

Nueva Zelanda

Haz click en la imagen para ver las fotos de Taupo

Nueva Zelanda

Haz click en la imagen para ver las fotos del Camino a la Isla Sur

email
SEGUÍ VIAJANDO y LEYENDO CON NOSOTROS

Suscribíte al Blog y enteráte antes que nadie de todas las novedades

The following two tabs change content below.
Escritor | Viajero | Licenciado en Administración. Actualmente me encuentro viajando por el mundo y decidí crear este espacio virtual para unir dos pasiones: Escribir y Viajar. Pila en Google+

Latest posts by Pila González (see all)

Otros artículos...

1 Comentario

  1. 14 marzo, 2014

    […] les conté en el capitulo anterior, luego de llegar al campo donde dejamos a Mica, decidimos quedarnos a vivir con ella hasta que […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *