CAPITULO XVI: De todo un poco en Ashburton

Creo que nunca mejor puesto un titulo para un capitulo. El mismo se debe a la cantidad de trabajos que estamos realizando en la ciudad de Ashburton, en la isla sur. No solo en cantidad de horas, sino en distintos tipos.  Y también se debe a que les quiero contar mis últimas semanas en esta hermosa ciudad que nos supo acobijar, conocer nuevos amigos de diferentes partes del mundo, y dar trabajo. Pero vayamos por partes (no voy a hacer el chiste fácil de Jack).

Ashburton

Como les conté en el capitulo anterior, luego de llegar al campo donde dejamos a Mica, decidimos quedarnos a vivir con ella hasta que vuelvan de sus vacaciones Andy y Flavio. El lunes fuimos, Mauri, Lau y yo, en busca de algún trabajo. Nos vestimos bien, nos acomodamos, nos perfumamos y salimos en busca del pan. Teníamos algunos contactos a donde poder ir a aplicar. Fuimos a un par de fábricas y nada, mandamos mensajes a algunos contractors y menos. Dejamos nuestros curriculum en Canstaff y Personnel Statement Ltd, dos consultoras que te consiguen trabajo. Pero al final del día volvimos al campo con una incertidumbre bárbara. Estábamos desorientados, la cuenta bancaria estaba bajando, sin saber bien que hacer, con el invierno neozelandés en todo su esplendor en la isla sur, pero sabiendo que Nueva Zelanda proveerá, como lo viene haciendo hasta ahora.

Y así lo hizo. Ese mismo lunes a la noche recibimos un mensaje de Andrew, de Canstaff diciendo que tenía un trabajo para nosotros para el martes. No entendimos muy bien lo que decía el mensaje porque estaba escrito con palabras resumidas y apenas entendemos el inglés completo, pero nos pusimos contentos de que volvíamos a trabajar. Nos esperaba al día siguiente en la oficina para darnos la información del nuevo trabajo. El martes tempranito salimos para la oficina que queda en el centro de Ashburton y cuando llegamos nos dijo que no nos convenía el trabajo porque era muy lejos, a unos 150km de Ashburton. Volvimos al campo un tanto enojados, pero al rato nos manda otro mensaje diciendo que tenía otro trabajo para el miércoles, cerca de donde estábamos viviendo. Y se nos pasó el enojo… jeje.

Ashburton

El trabajo consistía en plantar unas ramitas de unos veinte centímetros de largo, que al cabo de unos años se convertirían en unas hermosas plantas rebosantes de cerezas negras. (BlackCurrent). Allí conocimos a unas muy buenas personas que nos emplearon por alrededor de tres semanas. El dueño del campo, Michael, es un joven de unos 28 años que nos atendió muy bien y al final se nos ofreció a hacernos una carta de recomendación, porque quedó muy contento con nuestra labor. La otra maravillosa persona que conocimos fue Barbara. Una señora neozelandesa de casi 70 años, que trabajó a la par de nosotros, plantando miles y miles de cerezas negras, y con la cual hicimos una relación muy buena. Barbara viene haciendo este trabajo de jardinería desde hace 35 años (algo sabe, no?) Ella misma de su puño y letra nos trajo una carta de referencias a cada uno para que presentemos en futuros empleos. También conocimos, al padre de Michael, Kery, que nos dijo que si andábamos en enero del 2014 por esta zona, y si queríamos trabajar devuelta para ellos, que vayamos a su campo a recolectar las cerezas plantadas años anteriores y que florecían en esa época. Tres personas estupendas que van a quedar en nuestra memoria viajera por siempre.

Ramblers Rest Backpackers

A todo esto, mientras trabajábamos plantando cerezas, volvieron Andy y Flavio de sus vacaciones y nos tuvimos que mudar. Ahora estamos viviendo en un hostel en el centro de la ciudad de Ashburton llamado Ramblers Rest. Allí tenemos una pieza para nosotros tres, estamos muy cómodos y convivimos con seis personas fantásticas que paso a detallar.

Mariel: oriunda de La Plata, es la otra Argentina del hostel junto a nosotros. Es Licenciada en Administración y hace casi un año que está en Nueva Zelanda. Es una chica muy copada, alegre y divertida. Siempre esta ayudando en todo y por supuesto, es con la que más hablamos. Actualmente está trabajando con nosotros.

Uimi: (se pronuncia Iumi) nacida en el sureste de China. Es muy graciosa e inocente. Por desgracia cae siempre en las historias fantásticas que les cuento e invento. Es una excelente persona. Con Mauri se intercambian idiomas. Él le enseña español y ella le enseña inglés. Todos los días. Una hora por jornada. Una genia Uimi.

Chi: de Hong Kong. Una muy dulce persona que nos alegra los días. Junto a su novio Marcel (kiwi) nos introducimos en largas charlas sobre la vida. Actualmente nos dejó. Se fue a vivir a una casa donde paga menos que en el hostel. Te vamos a extrañar mucho querida Chi!

Matias: EL tano… nacido en Brescia, en el norte de Italia. Este fenómeno trabaja en un tambo como 30 horas por día. Muy amable, esta siempre alegrando el hostel con su buena onda. De vez en cuando nos deleita con unas pastas que son para chuparse los dedos. Es una excelente persona y lo bueno es que habla perfecto español. Grande amigo Tano!

Petr: de Republica Checa. El más benjamín del hostel con solo 20 años. Es agrimensor y trabaja de eso por estos pagos. Es un personaje de aquellos. Es el que organiza todas las fiestas, las reuniones y comidas grupales que hacemos en el hostel. Y esta siempre inventando cosas.

Michael: nacido en Leeds, Inglaterra. Es un loco lindo. Muy gracioso y alegre. Trabaja bastante y se lo ve poco por el hostel por este motivo. Junto con Mauri, salen a correr a menudo.

AshburtonY ahí los tienen, estos son la familia del Ramblerst. Que bien que la pasamos todos juntos en el hostel. A veces se suman dos uruguayas (Ana y Paola) muy divertidas, que viven en la casa de al lado. Todos los sábados se arman fiestas hasta altas horas de la madrugada donde sacamos a relucir nuestros clásicos pasitos de baile. Algunos días de la semana organizamos comilona. Cada cual cocina alguna comida típica de su país y hacemos un tremendo relajo (como dirían los uruguayos). También compartimos barbacoas en el patio, cervecita o tinto de por medio y nos contamos nuestras vidas. Que lindo que es vivir con ellos.

Volviendo al trabajo

Cuando estábamos por terminar de trabajar plantando cerezas, Andrew nos manda un mensaje diciendo que le avisáramos cuando finalizábamos porque tenia otros trabajos para nosotros. El trabajo era en una packhouse de bulbos de flores en Rakaia, a unos 20 minutos de Ashburton. Allí volví a mi antiguo trabajo de Stacker que tantos recuerdos me trajo (como los extraño a Tebo, Franco y Chris). Mauri y Laura trabajaron de Graders, que consistía en separar los bulbos malos de los buenos y yo acomodaba los cajones llenos en pallets. Trabajé junto a un japonés y un coreano, y nos la pasamos hablando de futbol todo el turno. Que pibes más graciosos, por favor! Me cagué de risas todo el día. Otro día volvimos a plantar cerezas pero esta vez con una pareja alemana. Ese día pasé mucho frio porque no salió el sol en toda la jornada y encima el trabajo fue muy lento y no alcancé a entrar en calor nunca.

También trabajamos juntando papas y cebollas. Si, para los que dicen que no le ponemos el lomo a la situación, aquí nos tienen. Todos sucios y cansados después de unas largas jornadas agotadoras levantando bolsas y recolectando estas verduras, que al final de la jornada, nos dejaban llevar. Es así que estamos comiendo a base de papas y cebollas todos en el hostel. Quedábamos de cama cuando terminábamos. Pero la pasamos bien.

En esto consiste al viaje. En divertirse en cada momento por más cansador que sea. Todo, forma parte del mismo proceso, y así lo entendemos nosotros. Son experiencias que nunca vamos a olvidar. Y que agradecemos haber vivido. Cada una tuvo su aprendizaje, y cada una de disfruto a su manera.

Ahora pasamos a mejor vida, como quien diría. Conseguimos trabajo en una gran fábrica de leche en polvo y estamos muy contentos con el mismo. Es mas tranquilo que los anteriores, no pasamos frío, las gente es muy buena con nosotros, nos tratan de igual a igual, las instalaciones son espectaculares y lo mejor de todo es que la paga es mucho mejor que lo que veníamos cobrando hasta ahora. Pero esto quedara para el próximo capitulo.

Nos leemos…

email
SEGUÍ VIAJANDO y LEYENDO CON NOSOTROS

Suscribíte al Blog y enteráte antes que nadie de todas las novedades

The following two tabs change content below.
Escritor | Viajero | Licenciado en Administración. Actualmente me encuentro viajando por el mundo y decidí crear este espacio virtual para unir dos pasiones: Escribir y Viajar. Pila en Google+

Otros artículos...

2 Comentarios

  1. 14 marzo, 2014

    […] adelanté en el Capítulo anterior, pasamos a mejor vida. Sí, aunque suene trillada esa frase, así nos sentimos Mauri, Laurita y yo. […]

  2. 13 marzo, 2015

    […] ahora he escrito varios artículos sobre Ashburton, como este, este, este otro, o también este. Hoy voy a volver a escribir sobre esta ciudad que nos supo […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *