CAPITULO XVII: Trabajo, viajes… y más trabajo y más viajes

Continuamos nuestra aventura por Nueva Zelanda. Seguimos disfrutando del placer que estas tierras nos brindan cada día a los viajeros. Paisajes alucinantes. Encuentros con una cultura que siempre esta dispuesta a abrirnos sus puertas, para que seamos, un poquito, parte de ellos, de su historia.

AshburtonTambién seguimos avanzando en la concreción de uno de los tantos objetivos que nos propusimos cuando partimos de Argentina, allá por marzo, y es aprender otro idioma, en nuestro caso, el inglés. Creo, con respecto a esto último, que nos hizo muy bien vivir en el Hostel todo este tiempo, ya que, compartimos vivencias y el día a día, con personas de diferentes partes del mundo, y el idioma elegido para poder comunicarnos, es obviamente, el inglés. Cada vez me siento mucho más suelto y confiado cuando hablo en mi inglés, todavía de principiante. Ya entiendo muchas conversaciones y, mal que mal, logro comunicarme con el resto de mis interlocutores angloparlantes. ¡Si hasta fui al dentista solo en Christchurch! Estoy aprendiendo a distinguir tonos. Cuando es un kiwi el que habla, cuando es un yanqui, cuando es un inglés (menos a Michel del Hostel que no le entiendo un pomo, je) y cuando, el inglés, es su segunda lengua, como a mis amigos europeos o asiáticos.

La cuestión es que seguimos en Ashburton, y al parecer, nos vamos a quedar por un tiempo por razones que voy a pasar a detallarles.

Como adelanté en el Capítulo anterior, pasamos a mejor vida. Sí, aunque suene trillada esa frase, así nos sentimos Mauri, Laurita y yo. Es por el hecho que conseguimos un muy buen trabajo, en una fabrica de leche en polvo, y estamos más que contentos con el mismo (¡estamos chochos!). Este trabajo lo obtuvimos a través de la agencia de empleo Canstaff. Las jornadas laborales se componen de cuatro días de trabajo, de 12 horas cada uno, y de cuatro días de descanso (Días Off). El salario por hora es el mejor que tuvimos desde que trabajamos en Nueva Zelanda, y lo bueno, es que es con aumentos progresivos mes a mes. La empresa tiene la política de incentivar a las personas para que no abandonen la fábrica al poco tiempo, y por eso estos aumentos progresivos. Las tareas en sí son muy sencillas, y hasta les diría, en ocasiones divertidas. Atrás quedaron las mañanas frías, embarrados hasta los tobillos y los esfuerzos descomunales levantando cajas. Ahora es todo pulcritud y limpieza, porque, al tratarse de un producto comestible, la fábrica brilla por dentro como por fuera. Y nosotros estamos a tono. Siempre con el alcohol en gel y las toallitas higiénicas al alcance de la mano. Las personas que trabajan allí son extraordinarias, y siempre están dispuestos a ayudarte, si es necesario (o hablarte lento para que entiendas, je). Las instalaciones son muy buenas y la verdad que la pasamos bien allí.

Otra ventaja que tiene este trabajo, y quizás la más importante, son los cuatro días de descanso que tenemos, ya que nos permiten, no solo reponer fuerzas y energías, sino ¡VIAJAR!

AshburtonAsí es, los Días Off los estamos dedicando a recorrer la isla sur. Como Ashburton, que es donde vivimos, está ubicado en la mitad de la isla sur, todos, o casi todos los destinos turísticos de la misma nos quedan cerca. Es así que, por ejemplo, los primeros cuatro días que tuvimos de descanso, nos fuimos a Lake Tekapo, un lago color turquesa, maravilloso a los ojos, que queda a 200km de Ashburton. Allí pasamos toda una mañana recorriéndolo y apreciándolo a más no poder. Su majestuosidad y su atípico color nos fascinaron desde el principio hasta el fin.

A la tarde fuimos al centro de Ski, Roundhill, que queda a 40 minutos de Lake Tekapo. Camino de ripio y alta montaña de por medio, Mauri se lució manejando la Van en una de sus primeras incursiones en el manejo. Todo un piloto el tipo. Esa montaña no era para cualquiera y Mauri la navego como si estaría dando la vuelta al perro en la plaza del pueblo. ¡Genio Mauri! Una vez en el centro de Ski, junto a Laurita, desplegamos nuestras dotes de grandes esquiadores. Para ella fue su primera vez arriba de un par de ski y, les diría, que a pesar de las caídas típicas de un principiante, los terminó dominando muy bien. Yo, con un poco más de experiencia en este deporte invernal (fui con mis amigos a Bariloche, Argentina en el año 2009) me fui muy conforme, porque, no solo recordaba como se hacía, sino que, afortunadamente, no me caí ninguna vez.

El segundo Día Off que tuvimos nos fuimos a Mount Hutt, también a esquiar. Mt. Hutt queda a unos 120km de Ashburton y es uno de los centro de Ski más importante del país. Esta vuelta, mis partenaires de montaña fueron Mauri, Mica y Chi (primera vez para los tres esquiando) y el experimentado en snowboard, Andy. Estuvimos un rato con los debutantes, enseñándole lo básico para que no se den un porrazo terrible y luego, con Andy y su tabla mágica, y yo con mis esquís voladores, nos fuimos hacia arriba, en la montaña y empezamos a descender como dos campeones. Eslalon va, eslalon viene, la primera bajada sufrimos un par de caídas bruscas. Estábamos conociendo el terreno. Je. Pero como Lázaro, nos levantamos y estuvimos todo el día meta subir y bajar por las pistas nevadas. Parecíamos dos nenes con juguete nuevo. Hermosa experiencia, que me sirvió para agarrarle la mano a esto de esquiar. No les digo que estoy para las pistas avanzadas, pero que me les animo… no lo duden que mes les animo.

AshburtonOtra tarde fuimos a pasear con Laura por el Ashburton Domain, el gigantesco parque que tiene nuestra ciudad. 100% recomendable para pasar una tarde al aire libre y disfrutar de la naturaleza (salvo esa parte que tiene con pájaros encerrados que es un espanto). Cuando volvíamos de caminar como dos horas, pasamos por una casa de deportes y nos compramos una pelota de básquet Spalding TF-150. Y al otro día, fuimos con Laurita a hacer unas canastas al parque. Estuvo muy bueno y la pasamos genial. Aunque terminamos todos doloridos, la experiencia de jugar al básquet con mi amor fue inolvidable. Para los que no saben, nos conocimos tirando al aro en San Fernando, Argentina, en unas olimpiadas universitarias. Así que nos trajo los mejores recuerdos de estos casi 5 años de noviazgo.

Un párrafo aparte se tiene que llevar mi amigo Tano, Mati, del hostel. Después de pasar una muy buena noche, en la fiesta de cumpleaños de Mica, volvimos a hostel con la intención de quedarnos un rato charlando, o en su definitiva, ir a dormir. Ya eran las 3:30am y estábamos un poco cansados de tanto bailar. Ni bien llegamos al hostel, toda la banda del Ramblers (Petr, Mariel, Mati, Mike, Laura, Mauri y Yo), el Tano dijo como quien no quiere la cosa: “¿Hago unas pastas?”. Y todos respondimos con un gran ¡SÍ! Y de esta manera, el compañero de Brescia, nos deleitó con unas exquisitas pastas con crema y Bacon a las 4am de un sábado, más que atípico. Después nos quedamos charlando un largo rato, haciendo sobremesa y finalizamos la jornada en la cama, con la panza contenta. Un capo el amigo Tano!!

Esto fue un poco de lo que estamos viviendo en esta etapa del viaje. Disfrutando a full como siempre, cada momento, cada instante. Extrañando a nuestros seres queridos en Argentina, sí. Pero sabiendo que están en nuestros corazones en cada paso que damos, en cada experiencia vivida. También extrañamos a nuestros amigos que conocimos acá, en Nueva Zelanda, con los cuales vivimos cosas importantes y que hoy, por circunstancias laborales, están lejos en distancia, pero cerca en cariño, ellos son Tebo, Chris y Franco. Chicos, ya estuvimos demasiado tiempo separados, es hora de juntarnos devuelta, jeje.

Y de esta manera doy por terminado el Capítulo.

Nos leemos en las próximas publicaciones.

FOTOS DE LAKE TEKAPO

Ashburton

Haz click en la imagen para ver las fotos de Lake Tekapo

FOTOS DE MOUNT HUTT

Ashburton

Haz click en la imagen para ver las fotos de Mount Hutt

email
SEGUÍ VIAJANDO y LEYENDO CON NOSOTROS

Suscribíte al Blog y enteráte antes que nadie de todas las novedades

The following two tabs change content below.
Escritor | Viajero | Licenciado en Administración. Actualmente me encuentro viajando por el mundo y decidí crear este espacio virtual para unir dos pasiones: Escribir y Viajar. Pila en Google+

Otros artículos...

3 Comentarios

  1. 16 marzo, 2014

    […] ese entonces estábamos trabajando en Synlait, una fabrica de leche en polvo de la que ya hablé en post anteriores. En uno de los descansos, junto con Mauri, Laura, Mariel y Paula (amiga chilena) empezamos a […]

  2. 14 octubre, 2014

    […] A mediados de julio de 2013, y luego de estar 21 días de vacaciones por Fiji, llegamos a Ashburton. La idea era acompañar a Mica que se tenía que presentar en un tambo, pero no teníamos la más prostituta idea que iba a ser de nuestro futuro. Qué lindo! Nos quedamos una semana viviendo con Mica en el tambo y decidimos salir a buscar trabajo por esta zona. Para hacer algo, vio´. Conseguimos al segundo día de buscar y, como quién no quiere la cosa, nos pusimos a disposición de las consultoras Canstaff y Personnel. Hicimos diferentes tipos de trabajos como ya comentamos en post anteriores. […]

  3. 27 diciembre, 2014

    […] un Packhouse de Kiwi, y de Ahburton, donde vivimos por 1 año y 4 meses mientras trabajábamos para Canstaff y luego para Talleys. Estas dos ciudades si bien no tienen muchos atractivos turísticos, son dos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *