CAPITULO XXI: UN GRAN AÑO

Se acerca el 2014 y todos nos ponemos a pensar en los objetivos para el nuevo año. Hacer ejercicios, empezar ese curso que tanto quería hacer, comer sano, viajar, aprender inglés, rendir X cantidad de materias, etc. Pero también nos hacemos un balance del año que pasó. Cuales fueron las cosas buenas, cuales las cosas malas, los momentos divertidos y los momentos tristes, y todo lo vivido en esos últimos 365 días. Para mí en particular fue un gran año, de los mejores que he tenido (¿si no fue el mejor?). Pude cumplir el sueño de viajar a otro país, de recorrerlo y de vivir y trabajar en otro lado que no sea mi Chivilcoy querido. También tuve la fortuna de conocer un montón de personas de diferentes partes del mundo que hicieron de este viaje un placer constante. Pero lo más importante que me pasó fue que me pude rencontrar conmigo mismo después de mucho tiempo. Pude Disfrutar y ser feliz plenamente como pocas veces me pasó en la vida. Llegué a la conclusión de que la “felicidad plena” llega en contadas ocasiones, y por suerte estuve preparado para atajarla y sacarle el máximo provecho. Tuve tiempo de reflexionar, sacar conclusiones, aprender muchísimas cosas, divertirme, amar y planificar el futuro. Todo en un solo año, ¿Qué mas querés?

Un gran año

Si me pongo a recordar todo lo que viví en este 2013 que pasó, no me alcanzarían las palabras para describirlo. Fue un año soñado. Recuerdo que empezó bien arriba (de la misma manera que está terminando). Dando a conocer la noticia de que nos íbamos a vivir un año a Nueva Zelanda y todo los sentimientos encontrados por nosotros y por nuestros seres queridos (Momento delicado si los hubo). Dejar atrás por un tiempo a tantas personas que forman parte de tu vida y te llenan el alma constantemente no es sencillo (ver Sentimientos pre-viaje). Me acuerdo lo que lloramos con Laura cuando dejamos a la Coquita con mis suegros!!!

Nueva Zelanda

Con SIlvita y el Zurdo en Aeroparque antes de partir para Nueva Zelanda

Seguido de esto, allá por febrero, arrancaron las despedidas (ver Otro vaso y me voy). Cada cual tuvo su particularidad, y cada cual fue disfrutada al máximo. Nuevamente momentos fuertes, en donde tenía que contenerme para que no se me escapara una lagrima, y volvía, después de cada reunión, con una angustia terrible, pero a la vez Feliz (pleno) por saber que hay muchas personas que te quieren y te van a apoyar en todo momento. Y por si esto no fuera suficiente para un corazón acongojado, mi amigo de toda la vida, mi hermano del alma, Tambor, se recibe de Contador días antes de tomar el avión para acá. Piel de gallina y un orgullo que no me entra en el cuerpo.

Y después… Nueva Zelanda. Que decirles que ya no les haya contado sobre esta fantástica aventura que estoy transitando por estas tierras. Solo basta leer cada Capitulo que fui escribiendo, de los momentos más importantes, para imaginarse el resto. Si este no fue el mejor año de mi vida es solo porque sé que el mejor año todavía no llegó, todavía no lo viví. Simplemente por eso.

Cuantas cosas nuevas que hice y cuantas experiencias maravillosas que tuve la suerte de vivir. Por nombrar algunas, fue la primera vez que:

  • viajé en avión,
  • estoy en un país de habla inglesa,
  • dormí en un hostel,
  • manejé un auto automático,
  • manejé por la izquierda con el volante a la derecha,
  • estuve en una isla tropical (ver Travesía Fiji), nadé entre corales y corrí desnudo por la playa (jeje, esta última no la tenían!),
  • cobré en dólares,
  • manejé un tractor y un Forklift,
  • dormí en una camioneta (y fueron varias),
  • probé comida India (y con Laura nos hicimos adictos a estos deliciosos platos), etc.

Nueva ZelandaEntre los tantos momentos destacados del año, también podría nombrar los diferentes y variados tipos de trabajo que realicé. Fui Stacker y Packer en un fabrica empaquetadora de Kiwi, recolecté Kiwis en un par de granjas, planté cerezas negras en dos campos, fui Stacker y Destructor de Bulbos (no sabría como describir este trabajo así que lo llamo Destructor de Bulbos) en una packhouse de flores (en dos momentos diferentes), trabajé como operario en una fabrica de leche en polvo y actualmente soy operario en una fabrica de productos congelados.

Como olvidarme de la cantidad de personas que conocí a lo largo de estos 9 meses que llevo en Nueva Zelanda. Muchas de las cuales nos hicimos muy amigos. No los voy a nombrar a todos porque seguro que me olvido de alguien. Pero si voy a tratar de acordarme por lo menos de sus nacionalidades. Conocí personas de Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Bolivia, Bulgaria, Canadá, Chile, China, Colombia, Corea del Sur, España, Estados Unidos, Estonia,  Filipinas, Finlandia, Fiyi, Francia, Holanda, India, Indonesia, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Malasia, Nepal, Nigeria, Nueva Zelanda, Pakistán, Portugal, Reino Unido, República Checa, República Sudafricana, Rumanía, Rusia, Samoa, Suiza, Tailandia, Tonga, Uruguay, Vietnam, Zimbabue y por supuesto… miles de Argentinos, somos una plaga, estamos en todos lados…

También fue un año muy productivo con respecto a la lectura. Me compré un E-Reader y resultó ser una de las mejores compras que hice en mi vida. Amo leer, me apasiona y gracias a este aparatito puedo tener miles de libros almacenados en un solo lugar y leer el que quiero en el momento que quiero. Este año leí 21 libros, (casi todos en el E-Reader y un par en formato papel) todo un record para mí. Los voy a nombrar por si a alguien le interesa leer alguno, le puedo dar unos consejos:

Libros

  1. La larga marcha – Stephen King
  2. La vuelta al mundo en 80 días – Julio Verne
  3. Mastín Napolitano – Gustavo Tenaglia
  4. Juegos de ingenio – John Katzenbach
  5. Africanus, el hijo del cónsul – Santiago Posteguillo
  6. Juego de Tronos – George M.M. Martín
  7. Mientrás escribo – Stephen King
  8. El testamento Maya – Steve Alten
  9. Carrie – Stephen King
  10. La Tapadera – John Grisman
  11. Sherlock Holmes. El signo de los cuatro – Sir Arthur Conan Doyle
  12. Los juegos del hambre – Suzanne Collins
  13. La meta – Eliyahu Goldratt
  14. El principito – Saint Exupery
  15. Choque de reyes – George M.M. Martín
  16. Final del juego – Julio Cortazar
  17. El misterio de Salem´s Lot – Stephen King
  18. El Viejo y el mar – Ernest Hemingway
  19. La casa de los espíritus – Isabel Allende
  20. En llamas – Suzanne Collins
  21. Sinsajo – Suzanne Collins

Por último quiero decir que, como fue un año maravilloso con respecto a la lectura, también lo fue con respecto a la escritura. Este blog es un reflejo de lo que estoy diciendo. El hecho de tener un espacio virtual donde escribir cosas es una motivación extra que hace que quiera escribir más seguido. Además me inscribí en un Taller Literario online en la página Literautas.com. Y la frutilla del postre es que estoy en el proceso de escritura de mi primer libro!!! Ya tengo un 70% del libro hecho. Calculo, si todo va como lo planeado, que mientras estemos festejando la Copa Mundial obtenida por Messi y compañía en Brasil, estaré publicando mi libro. Va a ser un libro de relatos cortos. Estoy muy metido con esto y va a ser uno de mis grandes objetivos para el 2014.

Bueno, si más para comentar, lleno de tantos instantes mágicos y nuevas sensaciones, les quiero desear un muy Feliz Año Nuevo, que se les cumplan todos sus deseos y anímense siempre a más, ya que la vida es demasiado corta para preocuparnos por tonterías. A disfrutarla al máximo entonces.

Felicidades!!!

PILA

Nueva Zelanda

email
SEGUÍ VIAJANDO y LEYENDO CON NOSOTROS

Suscribíte al Blog y enteráte antes que nadie de todas las novedades

The following two tabs change content below.
Escritor | Viajero | Licenciado en Administración. Actualmente me encuentro viajando por el mundo y decidí crear este espacio virtual para unir dos pasiones: Escribir y Viajar. Pila en Google+

Otros artículos...

2 Comentarios

  1. Pila dice:

    Hola Natalia. Como estas? Ahora estamos en Ashburton en la isla sur. Y la fabrica de leche en polvo se llama Synlait y queda en Rakaia a 30 minutos de Christchurch.

    Saludos

    Pila

  2. Natalia dice:

    Hola! Me encanta lo que decis! Por donde andas ahora? Una duda, cual es la fabrica de leche en polvo en Tauranga?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *