CAPITULO XXVII: Filosofía barata sobre Nueva Zelanda

Existen ciertas dudas existenciales como ¿Cuál es el sentido de la vida? o ¿para qué estamos en el mundo? que, aunque suenen parecido, y tengan un mismo significado, devienen en la misma pregunta; ¿Qué somos? Sin embargo hay otras cuestiones ontológicas que muchas veces nos disponemos a responder con lo primero que se nos cruza por la cabeza. Es por ello, que tienen infinitas respuestas. Depende del lugar y la posición que nos definamos, y sobre todo, del estado de ánimo que tengamos en el momento de abrir la boca.

Filosofía barata sobre Nueva Zelanda

Una de estas consultas que me vino a la mente fue ¿Qué es Nueva Zelanda?, o lo que en la jerga de los anarquistas es lo mismo, ¿Qué significa Nueva Zelanda para mí? Sospecho que este debate interno me sucedió (y creo que a todos les debe pasar lo mismo) en un momento de cambio, de inflexión. Esta especie de reflexión me surgió a menos de 80 días de dejar este territorio después de haber vivido allí casi dos años. Con el correr de estas líneas, intentaré ponerle un significado a este sentimiento inenarrable que surge como consecuencias de haber establecido una manera de vivir por el lapso de un año y medio en este pequeño e inacabable país.

Vayamos a lo nuestro. En términos retóricos, claro está, daré rienda suelta a mi imaginación filosófica para definir las cosas que no tienen definiciones más que a través de lo empírico. Por eso ¿Qué es Nueva Zelanda? lo podríamos llegar a describir desde diversos ángulos. Algunos innobles dirán que es la meca, el paraíso de los viajeros principiantes, y no les faltaran razones para sostener esa afirmación. Otros, en cambio, se inclinaran por decir que sólo y tan sólo es un medio y nunca un fin. También estos atrevidos masticaran sus opiniones sin complejos de ninguna índole, y en ciertas ocasiones, coincidirán con los primeros, aunque los primeros nunca coincidan con los segundos. Los más ortodoxos (que no coinciden con nadie y nadie coincide con ellos, pero como los gatos, no les importa) dirán que Nueva Zelanda es su nuevo lugar en el mundo y que de aquí no los sacan ni a patada ninja. Las tres definiciones de por si son válidas y refutables a la vez. Paradojas de los países quizás, o de todas aquellas cosas que encierren sentimientos en sus manifiestos. El lector prevenido sabrá entender de qué hablo.

Lo que sigue es poner en mi discurso, o en mis manos, o en mi mente o en donde sea, que pienso yo de esto y de aquello. Para mí, y nótese cuanta importancia tienen estas dos palabras al comienzo de una oración, es el lugar dónde pude revelar mi verdadera vocación. El sitio que me dio la oportunidad de percibir con más detalle y minimalismo que la vida es finita, corta, fugaz, y que lo mejor es empezar a hacer todas las cosas que queramos en este momento. En mi caso particular, son muchas las cosas que quiero hacer en este momento, pero todas se podrían resumir en tan solo una: viajar. Caminar a través de la vida sólo aquellos senderos que me permitan alcanzar la felicidad. Nada más (Only this and nothing more). Y cuando llegue el momento de partir en busca de otras felicidades, mirar para tras y agradecer por todo lo brindado sin exigencias. Despedirse con un abrazo y un beso y decir, hasta pronto mi querida amiga, te voy a echar de menos. Fuiste muy importante en mi vida y siempre te recordaré. Gracias por haberme mostrado el camino. Por haberme enseñado que lo “imposible” es una palabra inventada por quién sabe quién y por quien sabe qué propósito, y que le sobran las primeras dos letras. Eternamente agradecido estoy de que me hayas enseñado tu patio y me hayas invitado a comer en tu mesa y que me hayas alojado en tu propia cama.

Por eso Nueva Zelanda, nos veremos en otra vida, que quizás sea esta misma. Cuidáte mucho y cuidá a los que como yo vendrán en busca de una pequeña iluminación, ya sea para empezar a creer, seguir viaje o para convivir contigo para siempre.

email
SEGUÍ VIAJANDO y LEYENDO CON NOSOTROS

Suscribíte al Blog y enteráte antes que nadie de todas las novedades

The following two tabs change content below.
Escritor | Viajero | Licenciado en Administración. Actualmente me encuentro viajando por el mundo y decidí crear este espacio virtual para unir dos pasiones: Escribir y Viajar. Pila en Google+

Otros artículos...

4 Comentarios

  1. Pila muy buena tu descripcion y tu reflexion…no suelo dedicar tiempo a leer algo tan largo jaja, pero en esta me atrapaste..felicitaicones! nos estamos viendo algun dia!

    • Gracias número uno!!! Dejá de mirar a Boquita y empezá a leer que te va a hacer mejor… jaja. Un abrazo grande amigo. Te extraño mucho. Extraño cantar Queso Ruso y que seas el único que me banca con Triste Canción de Amor…

  2. Maxi dice:

    Genial Pila (as always) que loco leer estos articulos que te dejan “craneando”.
    Coincido con los primeros, para mi es la meca o el paraiso de los viajantes principiantes, quizá porque fue mi primer destino como viajante y me generó esa perfección del “primer amor” en la cual todo es lindo y nada es malo jaja.. Pero sin lugar a dudas, para aquellos que no tuvieron el placer de conocerla (a zelanda vió – nombre con que apode la moto que me compre al regreso, dato irrelevante pero dato al fin) es una tierra de oportunidades, un lugar donde magicamente convive el paraiso terrenal con un sistema que funciona y camina solito.
    Seguramente nos crucemos de vuelta con ella Pila, en algún momento de nuestra vejez seguramente saldrá un viaje nostalgia y nos tiremos un pleno al lugar que tanto nos hizo crecer, aprender, compartir, reir y disfrutar! te mando un abrazo grande y que continue el viaje 😉

    • Gracias fenómeno! Es verdad lo que decís de como percibís a Zelanda, la Nueva, vistes… Y la cantidad de sentimientos que puede encerrar un país que por lo menos yo, hasta el 2011 solo conocía a los Allí Blacks.
      Y lo de la vuelta cuando seamos viejitos es de película o por lo menos romántico. Me imagino trayendo a mis nietos y al dejarlos por acá decirles: “Bueno niños, esto es Nueva Zelanda, los dejo en buenas manos. Animense a vivir sus sueños porque esta vieja amiga los va saber guiar en sus búsquedas. Buen camino”.
      Un abrazo grande Maxi, el de la pipol, nos vemos en cualquier rincón del mundo ahora que sabemos que todo es posible…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *