San Luis es otro país

San Luis


San Luis es otro país, suelen escucharse discursos improvisados cada vez que nombramos a esa provincia Argentina de la Región de Cuyo. Está llena de autopistas iluminadas, es otro fundamento para diferenciarla del resto. La gente es super amable, dicen los más histriónicos que conocieron de primera mano a las personas que la habitan. Pareciera que tuvieran su propio clima, se animan los amantes de la meteorología vacacional. No tiene mucha agua, pero los cerros y las montañas son increíbles, avisan sin traicionar los viajeros más exigentes.

Por segundo año consecutivo tuve la suerte de ir de vacaciones a la provincia de San Luis. Y por segundo año consecutivo volví impresionado por los lugares que visité. El año pasado conocí Villa Merlo y sus alrededores. Este año le tocó el turno a El Trapiche y sus condados vecinos. Fueron dos viajes distintos. En el verano de 2015 fueron unas vacaciones en familia y en el verano de 2016 fueron con un grupo de amigos de la UNLu (Universidad Nacional de Luján). Cada viaje tuvo sus diferencias previsibles por su estilo, pero hubo algo que pude comprobar en los dos: San Luis es un lugar cálido y afectuoso con el turista.

San Luis es su gente

Si hay algo que se caracteriza San Luis es por su gente y esto no me voy a cansar de decirlo. Es muy gratificante ver a los lugareños siempre con una sonrisa. Siempre dispuestos a ayudarte, con una amabilidad que pocas veces vi en el mundo. Gente educada, colaboradora, encantadora, feliz. Viviendo a su ritmo pero preocupándose en todo momento porque el turista se sienta cómodo.

Un lugar distinto. Sea de la forma que la visites te vas a encontrar con una provincia amistosa y preparada para recibirte con los brazos abiertos y hacerte sentir en familia.


Villa Merlo

Contarles sobre Villa Merlo es hacer un viaje no sólo en distancia, sino en el tiempo. Ya pasaron más de 365 días de aquella visita a la ciudad puntana que tiene el tercer microclima del mundo entre otras cosas. Estuve 10 días con mi hermano y su mujer en una cabaña con pileta y una vista privilegiada de las Sierras de Comechingones.

San Luis

Ni bien pusimos un pie en Villa Merlo notamos algo en el ambiente distinto. Una sensación placentera de relax nos invadió el cuerpo. Nos sentimos confortantes, tranquilos, inspirados, satisfechos, impersonales, sin preocupaciones. Con cada respiración nos íbamos relajando más y más hasta llegar a un punto de armonía y paz absoluta. Los habitantes de allí nos explicaron que esto se debía al microclima que tiene la Villa, con la mejor calidad ambiental del país. En términos técnicos;

…dispone de una atmósfera cuyas proporciones de ozono resultan más elevadas que las normales produciendo una sensación de bienestar con cada respiración. A su vez, Villa Merlo se caracteriza por ser una de las pocas regiones del mundo en contar con altos porcentajes de ionización negativa, condición natural que produce efectos energizantes y estimulantes, influenciando positivamente el ánimo

Este ambiente de aire puro, renovador y saludable fue la excusa perfecta para descansar bastante. Recuerdo que la rutina era: despertarse temprano, desayunar, ir un rato a la pileta, escribir, siesta mañanera de una hora. Despertarse devuelta, almorzar, pileta, siesta de la tarde. Despertarse devuelta, ir a hacer alguna excursión, volver, merendar en la pileta, siesta pre-cena. Cenar, salir a pasear por la ciudad, volver. Dormir. Todo a un ritmo muy relajado. 


El Trapiche

A El Trapiche fuimos con Laura a principio de 2016 de campamento con varios amigos de la universidad donde estudiamos. Paramos en el camping Los Almendros ubicado entre las sierras. Un lugar muy lindo que tiene una pileta en el medio, varios dormis donde nos ubicamos nosotros, sectores para armar carpas, una proveeduría, canchas de futbol y de vóley, un quincho y parrillas. Es ideal para olvidarse del stress y pasar un buen momento. A pocos kilómetros del camping teníamos el río Trapiche que cruza por el medio de la ciudad y que le brinda al lugar un paisaje tranquilo.

San Luis

Fue una semana muy especial que viví allí porque era la primera vez que me iba de viaje con los chicos de la universidad. Hace unos años iba a ir con ellos a Villa Langostura pero una semana antes de viajar me quebré el tobillo. Así que este campamento me lo tomé para disfrutarlo por todos los que no pude ir. También fue un reencuentro con muchos amigos que hacía mucho que no veía. Y tuve la suerte de conocer a un grupo de chicos jóvenes que tenían muy buena onda con los cuales se formó una buena mística y nos divertimos un montón.

Una experiencia nueva en este mundo de los viajes que me llenaron el corazón aventurero e inquieto.

Por el momento, estos fueron mis dos viajes a la provincia de San Luis. Uno en familia y otro de camping con amigos. Estoy seguro que voy a volver pronto para seguir conociéndola porque lo que pude ver hasta ahora  me dejo satisfecho y con ganas de más.

Brindo por ti San Luis. Celebro la amabilidad de tu gente. Me emociono con tus paisajes serranos. Confío en que tenés mucho más para mostrarme y que como lo venís haciendo, me vas a volver a maravillar.


email
SEGUÍ VIAJANDO y LEYENDO CON NOSOTROS

Suscribíte al Blog y enteráte antes que nadie de todas las novedades

The following two tabs change content below.
Escritor | Viajero | Licenciado en Administración. Actualmente me encuentro viajando por el mundo y decidí crear este espacio virtual para unir dos pasiones: Escribir y Viajar. Pila en Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *